Colección

LABERINTO DE PAPEL

Rescate del suplemento cultural sábado de unomásuno

Huberto Batis. 25 años en el suplemento sábado de unomásuno (1977-2002)

Catalina Miranda

Editorial Ariadna, Colección Laberinto de Papel / 1 (con 386 imágenes), México, 2005, 446 pp.
ISBN: 970-93094-6-3

Edición conmemorativa por los primeros 10 años de Editorial Ariadna, en formato tamaño carta (29 x 21.5 cm).

El maestro Huberto Batis evoca, a lo largo de estas entrevistas, los primeros textos literarios que escribió durante su adolescencia, cuando estudiaba con los jesuitas; el encuentro con escritores de su generación en la Facultad de Filosofía y Letras; los consejos que le dio Alfonso Reyes al llegar a la Ciudad de México; las vicisitudes de su examen profesional sobre El Renacimiento de Ignacio Manuel Altamirano, en la UNAM; sus estudios en El Colegio de México; los primeros roces con el periodismo; la creación con Carlos Valdés de Cuadernos del Viento; las actividades en La Casa del Lago, en Chapultepec, al lado de Juan García Ponce, Juan José Gurrola, Juan Vicente Melo, José de la Colina; los primeros años de sábado, cuando contaban con las firmas de los más destacados escritores de Latinoamérica, así como con las de Vueltanexos y las de quienes fundaron La Jornada; la separación de Fernando Benítez del unomásuno.

El inicio de un sábado nutrido con las colaboraciones de catedráticos de la UNAM y de jóvenes escritores, muchos de ellos sus alumnos, a quienes animó a hacer crítica, entrevistas, reseñas, a enfrentarse a la página en blanco; los intentos de las derechas y las izquierdas para desacreditar al unomásuno; la creación de las secciones más controvertidas de sábadoEl Desolladero y El Diván; confesiones respecto al funcionamiento del Premio Nacional de Periodismo, en el que participó como jurado; su separación de la Subdirección Editorial y de Cultura y su jubilación como director del suplemento sábado del unomásuno.

Además, estas páginas contienen los comentarios de casi cien colaboradores de sábado y de escritores de diversas generaciones respecto al trabajo de Batis como editor e impulsor de artistas, y una compilación de notas hemerográficas publicadas a partir de que Batis dejó la dirección del que fue el suplemento más leído y controvertido de la cultura mexicana de finales del siglo XX.

Contenido        

INTRODUCCIÓN, Huberto Batis, el maestro y editor, Catalina Miranda

 I. Huberto Batis, 25 años en el suplemento  sábado de  unomásuno, entrevista de Catalina Miranda a Huberto Batis.

1. Me proyectaba en mis narraciones.

2. Empecé a estudiar en la Facultad de Filosofía y Letras.

3. Cambié la literatura de creación por el ensayo, el análisis y la crítica.

4. Federico Álvarez me propuso hacer reseñas.

5. Arturo Azuela me invitó para colaborar con él en el unomásuno.

6. Las diferencias que tuvimos con Gastón García Cantú nos habían llevado a romper con Fernando Benítez en 1967.

7. Se decidió que el suplemento se llamara sábado.

8. Éramos un equipo numeroso.

9. sábado  era un “superacorazado, imbatible, inhundible”.

10. Al unomásuno  las derechas y las izquierdas lo dieron por liquidado y muerto. 

11. Eché mano de académicos y empecé a buscar columnistas.

12. Todo mundo quería ser anunciado en el Laberinto de Papel.

13. Me mandaban libros del FCE, pero de pronto me los dejaron de enviar.

14. Ha sido una descortesía y un daño para los lectores.

15. En otras partes del mundo también se anuncian las compañías teatrales, las distribuidoras de cine, las galerías de arte.

16. sábado llegó a tener el doble de páginas que ahora, entre textos y anuncios. 

17. Nunca le he pedido a nadie que haga una nota obligada sobre un autor.

18. sábado  es una especie de semillero (seminario), de taller.

19. El unomásuno tenía un carácter y una estética que ha perdido.

20. Muchas veces he dicho: “Ya estoy harto de esto”.

21. Cuando comenzó sábado  no había ni una sola foto.

22. sábado se distingue por sus ensayos en primera página.

23. Nos ganamos un público que leía el sábado de atrás para adelante.

24. Me encantaría tener en sábado periodismo cultural de altura.

25. ¿Hubiera sido mejor para mí estar en un periódico poderoso, de mafia, de grandes firmas, y seguir siendo crítico?

26. Edmundo Valadés me dijo que me había propuesto para recibir el Premio Nacional de Divulgación Cultural por sábado.

27. En otra ocasión me candidatearon para el premio de articulista político.

28. Carlos Salinas de Gortari no iba a dar el Premio Nacional de Periodismo a quien dio la noticia de lo que acabó con todo su futuro y su destino.

29. Estoy faltando a la secrecía de jurado del Premio Nacional de Periodismo, estoy revelando cómo funciona.

30. La Presea de Tlahuapan.

31. Otro reconocimiento que se le fue a sábado  fue el de la UNAM.

32. Empezamos en 1977, hoy vamos a cumplir 22 años.

33. Creo que en los periódicos dirigidos a la clase intelectual no les dan a las secciones de cultura y a los suplementos la debida importancia.

34. Luis Spota nos llamó a José de la Colina y a mí a El Heraldo Cultural.

35. Jamás publicaría algunas cosas que incluyen en las revistas académicas.

36. Con sábado  jamás se metieron, y han sabido respetar su independencia.

37. Pura López Colomé y yo le pusimos Desolladero.

38. En sábado  hemos llegado al extremo de permitir, a veces, un lenguaje muy…                

39. Este Desolladero lo publiqué poniéndole como cabeza: “Desolladero  resumido”, pues eliminé muchas ironías de mal gusto.

40. Unas desolladas muy desagradables fueron las que sostuvieron Fernando Tola y Sandro Cohen.

41. Uno no sabe en qué momento se va a perder a un colaborador o a un gran amigo por una desollada.

42. Las reglas reales del Desolladero son darse hasta con la cubeta.

43. Yo le pedí a Antonio Alatorre que respondiera porque yo lo que quería eran unas desolladas  inteligentes y sabias.

44. Hay gente que se mete en una pelea ajena para hacerse notar.

45. Habrás advertido que la gente me reprocha que publique a algunas  personas que no tienen la calidad suficiente que ellos creen tener.

46. Hay de todo en este capítulo El Desolladero.

47. “Por si ustedes no saben, todo este lío es por los calzones de Patricia Cardona”.

48. Peleas a muerte entre escritores ha habido muchísimas.

49. ¡Qué le vamos a hacer! No tienes idea de la cantidad de gente que viene indignada a reclamar.

50. ¡Imagínate las dificultades de un editor en el ring, como réferi, en peleas donde no hay reglas ni límites!

51. El Renacimiento de Altamirano significaba el renacimiento de México.

52. El examen profesional de los Índices de El Renacimiento.

53. Yo le doy oportunidad al erudito y al exquisito y a algunos más populacheros o vulgares, incluso maletas.

54. Esas diferencias de inteligencia y de clase social siempre han existido. Los exquisitos son la aristocracia literaria.

55. Continuamente mandan cartas algunos sacerdotes criticando mis artículos simplemente porque menciono a Benito Juárez o a Altamirano.

56. Fíjate cómo unos intelectuales se oponen a que otro publique.

57. Sin El Divánsábado  no será nunca lo que fue.

58. El sublime “Diván de sábado”.

II. ADDENDA, Arrieros somos y en el camino andamos: “¡Caminemos!”  

Entrevista de Catalina Miranda

1. Luis Gutiérrez y diez funcionarios fundadores fuimos los tenedores de las acciones del unomásuno.

2. Luis Gutiérrez se vio obligado a vender el unomásuno.

3. Manuel Alonso Muñoz quiso ser dueño absoluto del unomásuno.

4. Al irse, Luis Gutiérrez nos dejó en capilla.

5. Rafael Cardona había sido fundador del unomásuno.

6. Los sábados  ya publicados, Alonso me los devolvía corregidos, es decir, censurados con lápiz rojo.

7. Mi mala salud me dio el pretexto para decirle a Manuel Alonso: “Dejo la Subdirección Editorial del unomásuno  y me quedo sólo con el suplemento sábado”.

8. Muy pronto estuvimos Jorge Reyes, Gonzalo Martínez Maestre y yo, jubilados.

9. Permanecí en el unomásuno  como asesor de sábado.

10. Fue fatal que Alonso Muñoz le vendiera el unomásuno, a Naim Libien Kaui, del Estado de México.

11. Había gran efervescencia en el unomásuno,  que pronto estalló en huelga.

12. Arrieros somos y en el camino andamos: “¡Caminemos!”.

 

APÉNDICES: HOMENAJES Y EXEQUIAS, compilación de Catalina Miranda

1. COMENTARIOS DE LOS COLABORADORES DE sábado, entrevistas de Catalina Miranda.

2. ENCUESTA DE  FERNANDO  TOLA DE  HABICH, PUBLICADA EN El  Mosquito.

3.  COMPILACIÓN DE NOTAS PERIODÍSTICAS Y ENTREVISTAS.

El último  sábado de Batis , Fernando Vázquez Rosas.

— sábado: Fin de una época. Christopher Domínguez Michael.

El último  sábado de Batis, entrevista de Andrés Tapia.

 — Un adiós postergado, Jorge Meléndez.

Huberto Batis, entre Dr. Jekill y Mr. Hyde,  Mary Carmen Sánchez Ambriz.

— Réquiem por el  sábado de Huberto Batis, Ignacio Trejo Fuentes.

Homenaje a Huberto Batis en Bellas Artes, Maricarmen Fernández Chapou.

Termina una época: A partir de hoy, el suplemento  sábado aparece sin la dirección de Huberto Batis, César Benítez Torres.

Huberto Batis deja  sábado [¿José María Espinasa?]

La balada del desollador,  Arturo Mendoza Mociño.

Lo que la experiencia de  sábado nos dejó, Gonzalo Valdés Medellín.

Homenaje a Huberto Batis por sus 40 años como hombre de letras,  Roberto Vallarino.

IV. HOMENAJE EN LA  SALA  MANUEL  M. PONCE EN EL  PALACIO DE BELLAS ARTES: BAJO LA  INFLUENCIA DE  HUBERTO  BATIS, Anamari Gomís (moderadora), transcripción de Catalina Miranda.

— Estamos ante uno de los fenómenos de los suplementos literarios de  México, Emmanuel Carballo.

— ¿Cuántas veces no ha visto Huberto Batis brillar la cruz de la vocación literaria en la testuz de sus discípulos?, Adolfo Castañón.

Caminemos, Juan García Ponce (texto leído por Roberto Vallarino).

De viaje con Huberto Batis, Alberto Ruy Sánchez.

Huberto Batis: perfil de un agitador, Enrique Serna.

Agradecimiento, Huberto Batis.

V. EXEQUIAS DE sábado

 — Corrección. Responde José de la Colina a Huberto Batis.

Huberto Batis. Trayectoria generosa y fructífera, Arturo Azuela.

Huberto Batis, personaje de la cultura en México, José Francisco Conde Ortega.

Huberto Batis, protagonista inesperado del performance en su honor,  Mauricio Matamoros.

Huberto Batis en el laberinto de  sábado,  Gonzalo Valdés Medellín.

Un Petronio actual, Hugo Arguelles.

Huberto Batis,  Enrique Alonso Cachirulo.

Huberto Batis: Retrato a cuatro voces, presentación de Fernando Fernández, en Nagara , suplemento de la revista Viceversa.

Tres viñetas de Huberto Batis, Rocío Barrionuevo.

Comer con Huberto Batis, Claudia Hernández de Valle Arizpe.

Huberto Batis: entre las sombras y el delirio, José Manuel Recillas.

Huberto, ayer, José Ramón Ruisánchez (Joserra).

Christopher Domínguez Michael, Manuel Aceves.

[Despedida] 22 años en sábado, Huberto Batis.

[Nota introductoria que anuncia una nueva época de sábado ], Mauricio Montiel Figueiras.

[Nota con la que Mauricio Montiel se despide de sábado].

Periodismo cultural y voluntad de estilo [presentación del nuevo director], Noé Cárdenas.

— [Nota aparecida en sábado  1311, del 16 de noviembre de 2002], 25  aniversario de sábado.

Denuncian trabajadores de unomásuno arbitrariedades de nuevos  propietarios, Claudia Herrera Beltrán.

 — Denuncian múltiples anomalías y despidos masivos en unomásuno, Ciro Pérez y Patricia Muñoz.

Las campanas doblan por sábado, Jorge Luis Espinosa.

El ex editor del suplemento sábado da a conocer un nuevo y preocupante atentado contra el periodismo y la cultura en México, Noé Cárdenas.


EPÍLOGO, El  sábado de Huberto Batis (1984-2000), Catalina Miranda

BIBLIOGRAFÍA

HEMEROGRAFÍA

ÍNDICE DE IMÁGENES

 

Semblanza del autor

Catalina Miranda

Nació en la Ciudad de México, es poeta, narradora, periodista y editora. Estudió Arte Integral en el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), y la licienciatura en Lengua y Literaturas Hispánicas, en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Antes de dedicarse de tiempo completo a la literatura y a la edición de libros fue bailarina y actriz. Ha impartido Talleres de Fomento a la Lectura y a la Creatividad Plástica y Literaria para Niños y Jóvenes, en diversas escuelas e instituciones.

Fue colaboradora y jefa de Redacción del suplemento cultural sábado del periódico unomásuno, en los últimos años del siglo XX y subdirectora de Impresos de Divulgación en el Instituto Nacional de Antropología e Historia.

Ha sido correctora de estilo en los periódicos El Día y unomásuno; en las editoriales Fondo de Cultura Económica, Oxford University Press, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Ángel Editor, EDAMEX, MVS, Altius, Azerta, Gustavo Casasola, Trillas, Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), así como en diversas revistas de la Ciudad de México.


De la corrección de estilo dio el paso hacia la formación y el diseño de libros, revistas y periódicos, y en 2005 inició la Editorial Ariadna SA de CV, cuyas colecciones llevan un nombre alusivo a ese mito griego. Así, su experiencia en el trabajo editorial completa los 360 grados, ya que también ha iniciado colecciones, planeado los formatos y los contenidos de los impresos; además, realiza el cuidado editorial y el de la impresión.

Actualmente es directora de Editorial Ariadna.

Es autora de más de 20 libros y diversas adaptaciones, entra las que destacan:

 

 

Su página web es:
http://catalinamiranda.com

Publica tus libros con nosotros: Edición - Cuidado Editorial - Impresión - Presentación - Distribución.